Image default
Estados Unidos

Blinken se ve obligado a cambiar de avión tras una falla crítica con el Boeing en que viajaba de Suiza a EE.UU.

El secretario de Estado regresaba a Washington, D.C., tras participar en el Foro Económico de Davos cuando se produjo una falla relacionada con una fuga de oxígeno, que obligó a dejar la aeronave en tierra.

El secretario de Estado, Antony Blinken, tuvo que cambió de avión este miércoles en Zúrich, Suiza, después de que el Boeing en que regresaba a Estados Unidos sufriera una falla relacionada con una fuga de oxígeno.

Blinken había embarcado en un Boeing C-40, un avión usado frecuentemente por funcionarios estadounidenses.

Tras el incidente, que obligó a dejar la aeronave en tierra, el secretario de Estado fue puesto en un nuevo vuelo rumbo a Washington, D.C. Los periodistas que viajaban con él tuvieron que tomar un vuelo comercial, ya que la nueva aeronave no podía llevarlos.

Blinken había viajado a Davos para asistir al Foro Económico Mundial, una cumbre a la que acuden dirigentes gubernamentales y del sector privado de todo el mundo.

Boeing enfrenta un fuerte escrutinio de las autoridades federales, luego de que este mes uno de sus aviones en un vuelo de Alaska Airlines perdiera parte del fuselaje en el aire. La Administración Federal de Aviación (FAA) ordenó dejar en tierra temporalmente los Boeing 737 Max 9 en Estados Unidos o los operados por compañías aéreas del país.

La FAA también amplió este miércoles su investigación sobre los procesos de manufactura y revisión de calidad de la empresa, al anunciar que pondrá atención especial a Spirit AeroSystems, una compañía aeroespacial con sede en Wichita, Kansas, que fabrica e instala puertas para los Boeing 737 Max 9. 

Related posts

El sindicato automotriz amplía la huelga en GM y Stellantis a 20 estados más y anuncia progresos en la negociación con Ford

Ivan Medina

Casi la mitad del agua del grifo en Estados Unidos contiene químicos que se relacionan con cáncer

Ivan Medina

Supuesta relación amorosa pone en el punto de mira a la fiscal que investiga a Trump

Gustavo Palafox