Image default
Estados UnidosNoticias 956

Agente fronterizo ofreció a mujer “papeles” por $5,000

Un gran jurado federal ha presentado cargos penales contra un agente de la Patrulla Fronteriza de El Paso, Texas por presuntamente ofrecer “papeles” de inmigración a una mujer a cambio de $5,000.

Fernando Castillo, quien trabaja en la Rama de Operaciones Extranjeras de la Patrulla Fronteriza, enfrentará un juicio el 17 de agosto en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en El Paso por cargos de soborno, fraude electrónico y tráfico de migrantes.

De acuerdo con la acusación y una orden de arresto previa, en junio del año pasado, mientras estaba de servicio en el Centro Central de Procesamiento en el noreste de El Paso, Castillo se acercó a una mujer que estaba esperando ser expulsada de los EE. UU. y le ofreció enviarla a México en lugar de El Salvador.

Presuntamente, el agente llevó a la mujer en solitario en una camioneta hasta el puerto de entrada de Paso del Norte, donde le propuso obtener “papeles” por $5,000. Los investigadores explican que “papeles” se refiere a documentos de inmigración que permitirían a la mujer estar legalmente en los Estados Unidos.

Se afirma que Castillo detalló cómo podría cambiar su estado de “Retorno Voluntario” a un “Aviso de Comparecencia” en la corte, lo que le permitiría regresar al país y viajar sin problemas. Según la acusación, antes de escoltar a la mujer hasta la frontera con México en el puerto de entrada Paso del Norte, el agente revisó el bolso de la mujer.

La mujer alega que su bolso originalmente contenía $830 y 3,725 pesos mexicanos (aproximadamente $225), pero cuando llegó al lado mexicano, faltaban $500 en el bolso. Después de regresar al puerto de entrada, la mujer compartió su historia con los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., quienes notificaron al FBI y a los miembros de la Fuerza de Tareas contra la Corrupción Pública de la Patrulla Fronteriza.

Mientras los agentes entrevistaban a la mujer, un hombre que se creía que era el Agente Castillo la contactó. Ambos acordaron hablar nuevamente al día siguiente. Los investigadores grabaron la siguiente llamada entre ellos, donde el hombre le aseguró que tendría sus “papeles” en unos días.

Los agentes llevaron a cabo una auditoría del historial migratorio de la mujer y aparentemente documentaron cómo Castillo había modificado el estatus de “remoción voluntaria” a un “aviso de comparecencia” para que apareciera a las 9:42 a. m. Durante este lapso, se sospecha que pudo haber impreso una copia del aviso de comparecencia que, de haber sido entregado a la mujer, le habría permitido ingresar al país y viajar legalmente.

También se registró una tercera llamada el día anterior a que la mujer se aproximara al puerto de entrada, en la que ella informó al hombre que tenía los $5,000 y él le indicó que entrara para que pudiera llevarla a una estación de autobuses.

Los agentes arrestaron a Castillo en la mañana del 28 de junio cuando él y la mujer salían del área cercada del puerto. Según los documentos de arresto, supuestamente tenía en su posesión el aviso de comparecencia de la mujer, mientras que ella tenía el dinero.

Posteriormente, Castillo accedió a hablar con los investigadores y afirmó que había abierto su bolsa de pertenencias personales para darle un teléfono celular porque quería que se comunicara con su esposo. El agente negó haber robado parte de su dinero, según consta en los documentos judiciales.

El agente de la Patrulla Fronteriza alegó a los investigadores que recibió una llamada de funcionarios de inmigración mexicanos diciéndole que la mujer a la que escoltó a México era salvadoreña, no mexicana. Dijo que se preocupó por su seguridad en México, por lo que la llamó a su teléfono celular. Explicó que quería que regresara a los Estados Unidos para ser procesada adecuadamente y devuelta a El Salvador.

El agente supuestamente reconoció que no informó a sus supervisores sobre sus acciones, según los documentos judiciales.

Tras determinar que había causa probable para creer que Castillo violó los estatutos relacionados con el soborno de funcionarios públicos, la Oficina del Fiscal Federal llevó el caso ante un gran jurado. Está programado que comparezca a través de Zoom para su lectura de cargos ante el juez superior de distrito de los EE. UU. David C. Guaderrama.

Related posts

Después de 5 años Estados Unidos regresa a a la UNESCO

Gustavo Palafox

Estados Unidos arranca reforzamiento de muro fronterizo en El Paso

Ivan Medina

El Departamento de Policía de Brownsville busca a joven por presunto atropellamiento de su novia en la Isla del Padre

Ivan Medina