Image default
Estados Unidos

El acuerdo bipartidista sobre la frontera no permitiría 5,000 cruces irregulares al día, como afirma Trump

Lo que se ha convertido en un argumento popular entre los republicanos conservadores que se oponen al incipente proyecto de ley de inmigración es incorrecto. Esto es lo que plantea el entendimiento bipartidista.

El expresidente Donald Trump, el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, y otros republicanos de línea dura han dicho que se oponen a un incipiente acuerdo bipartidista sobre inmigración porque permitiría que 5,000 migrantes crucen ilegalmente la frontera sur cada día.

“Es ilegal cruzar nuestra frontera. Pero aparentemente, estamos urdiendo algún tipo de acuerdo para permitir que el presidente cierre la frontera después de que 5,000 personas violen la ley”, dijo Johnson, republicano por Louisiana, el miércoles. “¿Por qué son 5,000? Si lo sumamos, sería un millón más de ilegales en nuestro país cada año antes de que tomemos medidas correctivas. Es una locura. No deberíamos preguntarnos qué tipo de herramienta para imponer la ley se pone en marcha cuando arribemos a 5,000 cruces ilegales al día, porque ese número debería ser cero”, dijo empleando un término considerado como ofensivo para referirlas a las personas migrantes irregulares.

Trump hizo una afirmación similar a los periodistas el martes: “Es un proyecto de ley terrible. ¿5,000 al día? Eso es muchísimo. Eso es como un récord”.

Pero eso no es en realidad lo que haría el acuerdo bipartidista, según los negociadores que están ultimando los detalles antes de publicar el texto completo de la legislación, potencialmente a finales de esta semana. Esto es lo que sabemos:

Los inmigrantes no serían simplemente liberados

El nuevo proyecto de ley no permitiría a los inmigrantes cruzar la frontera irregularmente. Se pondría fin a la práctica de “captura y liberación”, en la que los agentes de la Patrulla Fronteriza liberan a los migrantes mientras esperan audiencias de inmigración.

En su lugar, los inmigrantes que intenten cruzar la frontera sin autorización serían detenidos inmediatamente y su solicitud de asilo se decidiría mientras están detenidos. Si no superan la entrevista de solicitud de asilo, serían expulsados inmediatamente en un plazo de 15 días.

¿Qué pasa con los inmigrantes que intentan cruzar legalmente con una solicitud de asilo?

Si el acuerdo se convierte en ley, los inmigrantes que lleguen a la frontera estadounidense por un puerto de entrada oficial serán desviados a un nuevo “programa de autoridad de expulsión” en el que tendrán 90 días para tener su entrevista inicial de solicitud de asilo. Esos migrantes tampoco serían puestos en libertad: serían detenidos o mantenidos bajo supervisión gubernamental.

Si no pasan la entrevista inicial de asilo, serían expulsados inmediatamente.

Pero los inmigrantes que pasen la entrevista de asilo podrán permanecer en el país 90 días más hasta que se resuelva su caso. Mientras tanto, recibirían una autorización de trabajo. Una vez resueltos sus casos, podrían tener un camino hacia la ciudadanía.

¿De dónde sale la cifra de 5,000 al día?

El acuerdo bipartidista incluye disposiciones que permitirían cerrar la frontera por completo si se alcanza una determinada cifra, pero se trata de encuentros fronterizos, no de cruces. Como ya se ha señalado, ningún inmigrante que intente entrar ilegalmente en Estados Unidos podrá hacerlo a menos que supere una entrevista de asilo o sea retenido y puesto bajo supervisión gubernamental.

Además de estas disposiciones, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) podría cerrar la frontera si aparecen demasiados inmigrantes con solicitudes de asilo. Tras consultar con la Patrulla Fronteriza y funcionarios de DHS, los negociadores elaboraron la legislación para otorgar al DHS la autoridad de cerrar la frontera si se alcanza un promedio de 4,000 o más encuentros fronterizos en siete días. Una media de 5,000 o más en siete días obligaría a cerrar la frontera. Si la cifra supera los 8,500 en un solo día, también habría un cierre obligatorio de la frontera.

¿Qué ocurre si se cierra la frontera?

Si se cierra la frontera, hasta 1,400 inmigrantes al día que intenten entrar por los puertos de entrada oficiales seguirían teniendo derecho a que sus solicitudes de asilo sean revisadas. El resto sería rechazado.

Los migrantes que se encuentren entre puertos de entrada serían rechazados inmediatamente. Si la misma persona intenta cruzar dos veces cuando la frontera está cerrada entre puertos de entrada, se le prohibiría entrar en Estados Unidos durante un año.

Para reabrir la frontera, los cruces tendrían que reducirse por debajo del 75% del número que provocó el cierre de la frontera durante siete días. El DHS tendría entonces hasta dos semanas para reabrir lentamente la frontera en función de la capacidad.

El tiempo de cierre de la frontera tiene un límite para evitar abusos. Para 2024, el límite es de 270 días, pero la cifra está diseñada para fluctuar año tras año, ya que los negociadores esperan que los cruces de inmigrantes disminuirán con la nueva ley en vigor.

Related posts

Quitan del mercado varios jarabes para la tos por contaminación microbiana en Estados Unidos

Gustavo Palafox

Inicia limpieza en Florida y Georgia tras paso de Idalia

Ivan Medina

Alerta en el Senado por un reporte sin confirmar de un posible tirador activo

Ivan Medina