Image default
Internacional

México desmantela campamento migrante en la frontera mientras EEUU aumenta la presión sobre López Obrador

La canciller mexicana Alicia Bárcena dijo, después de la reunión, que la principal prioridad de México era lograr que Estados Unidos reabra los cruces fronterizos que estaban cerrados debido al aumento de inmigrantes. También señaló que acordaron crear un grupo de trabajo con reuniones periódicas.

El mismo día que el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió a parte de la plana mayor del gobierno de Estados Unidos en el Palacio Nacional para tratar la crisis migratoria, funcionarios mexicanos desmantelaron un campamento de migrantes junto al río Grande en Matamoros.

La imagen de la maquinaria pesada levantando el asentamiento migrante junto a la frontera bien puede ser un signo de un nuevo rumbo en la política migratoria de López Obrador, quien casi al mismo tiempo recibía a los secretarios de Estado y Seguridad Nacional, Anttony Blinken y Alejandro Mayorkas.

Los enviados del presidente Joe Biden dieron claras señales de que el gobierno de EEUU quiere que los mexicanos hagan más por detener el flujo de migrantes que atraviesa el país incesantemente hasta llegar a la frontera. Son miles cada día.

Por su parte, los mexicanos, urgidos de que EEUU reabra los cruces fronterizos ferroviarios para que sus mercancías puedan pasar, también parecen dispuestos a actuar de forma más decidida.

Y mientras, miles de migrantes y solicitantes de asilo siguen llegando a la frontera sur, huyendo de la violencia y la pobreza. De hecho, el encuentro se celebró mientras avanza una caravana con miles de migrantes de una veintena de nacionalidades, la mayor del año, desde la frontera sur de México. Piden a ambos gobiernos que acuerden medidas para permitir su tránsito.

Cómo fue la reunión entre AMLO, Blinken y Mayorkas

La reunión, en la que también estuvo presente la asesora de Seguridad Nacional de EEUU, Liz Sherwood-Randall, duró poco más de dos horas. Después no hubo mensajes públicos de los funcionarios, a diferencia de otras visitas estadounidenses donde han hecho declaraciones a la prensa o, al menos, transmisiones de los mensajes iniciales del encuentro.

La canciller mexicana Alicia Bárcena confirmó, después de la reunión, que la principal prioridad de México era lograr que Estados Unidos reabra los cruces fronterizos que estaban cerrados debido al aumento de inmigrantes.

Las industrias mexicanas se han visto golpeadas por el cierre de dos cruces ferroviarios vitales en Texas. EEUU lo ha justificado para reasignar agentes de la Patrulla Fronteriza para hacer frente al aumento de solicitantes de asilo. Otro cruce fronterizo no ferroviario permaneció cerrado en Lukeville, Arizona, y las operaciones se suspendieron parcialmente en San Diego y Nogales.

Bárcena, además, señaló que en el encuentro acordaron crear un grupo de trabajo con reuniones periódicas para abordar el tema. “Vamos a tener reuniones periódicas, vamos a trabajar en conjunto con Guatemala, con los países de Sudamérica y Centroamérica, eso fue lo que realmente se habló y de cómo vamos a apoyarnos mutuamente”, agregó la canciller.

Una nueva reunión fue programada para finales de enero.

Related posts

Estados Unidos anuncia la suspensión de la ayuda militar a Ucrania por falta de presupuesto

Ivan Medina

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) monitorea dos zonas con potencial de desarrollo en el Atlántico

Gustavo Palafox

Hoy liberarán a 13 rehenes al iniciar la tregua con Hamas

Gustavo Palafox